CÓMO ELEGIR CLÍNICA DE FERTILIDAD. 1ª PARTE


Los procesos de Reproducción Asistida suelen ser tratamientos que pueden dilatarse en el tiempo hasta conseguir el objetivo y que conlleva, además de  un importante coste económico, un desgaste psicológico y emocional  asimilable a la de los pacientes oncológicos. Además, se ven obligados en ciertas ocasiones a tomar decisiones importantes en poco tiempo.

La primera decisión importante que debe tomar una mujer o una pareja que se dispone a iniciar un tratamiento de fertilidad es qué Clínica escoger de las muchas que hoy en día salpican la geografía española.

     Actualmente, no existen herramientas válidas al alcance de las pacientes que les pueda ayudar a tomar una decisión correcta y de forma objetiva. A día de hoy deben guiarse por las siguientes vías, por otro lado, bastante cuestionables:

  •         Experiencia y consejos de familiares y amigos (el boca a boca).- Las experiencias en distintos centros de personas cercanas a nosotros son altamente valoradas ya que confiamos plenamente en que su testimonio y el consejo se realiza con la mejor de las intenciones. Sin embargo, estas opiniones están involuntariamente sesgadas.

Una paciente que se haya quedado embarazada en el primer ciclo tenderá a hablar bien y recomendar el Centro donde lo ha conseguido al margen de cómo se haya desarrollado el mismo y del trato que haya recibido, ya que el éxito conseguido puede enmascarar cualquier otro aspecto. Sin embargo, si la misma paciente se ha realizado varios ciclos sin éxito, la percepción tenderá a ser negativa aunque los profesionales hayan hecho todo lo posible por ella o el trato haya sido excelente. Evidentemente, hay muchos tonos intermedios entre estas dos situaciones pero las opiniones subjetivas siempre estarán sesgadas.

  •         Internet.- Es, sin duda, la herramienta más recurrente pero también la más peligrosa:

o   Foros de internet. Al igual que en el caso anterior del boca a boca, cada una cuente la película según le ha ido y de forma subjetiva con la diferencia de que, y apartando la subjetividad inherente en cualquier opinión, aquellas pacientes que han logrado su objetivo se olvidan del tema y prefieren dedicar su tiempo a disfrutar de su embarazo y de su hijo. Sin embargo, aquellas otras que han fracasado en sus tratamientos buscan culpables, con o sin motivo, se molestan e invierten tiempo en participar en foros para criticar y desprestigiar aquella Clínica que no ha  podido conseguir el embarazo.

 

o   Páginas web de las propias clínicas de RA. Otro método recurrente es acudir directamente a informarse en las distintas páginas web de las propias clínicas. Un gran error, ya que las distintas web es básicamente un elemento de márketing con el único fin de la captación de nuevos pacientes, al igual que sus presencias en las distintas redes sociales. Con ello no quiero decir que las Clínicas mientan deliberadamente en sus webs (aunque algunas, las menos, sí lo hacen) pero sí es cierto que merecen una credibilidad similar a la de un spot publicitario de televisión sobre cualquier producto.

 

o   Sociedad Española de Fertilidad (SEF). La SEF es una asociación nacional que engloba a los principales profesionales de la reproducción, esto es, médicos, biólogos y enfermeras. En 2005 comenzó a publicar los resultados globales de los Centros y Unidades de Reproducción españoles de forma voluntaria y referente a 3 años vista, es decir, hay datos estadísticos de los resultados y eficacia  de las clínicas españolas desde 2002 (https://www.registrosef.com/index.aspx?ReturnUrl=%2f#Anteriores).

El pasado año y por primera vez, se publicaron los resultados estadísticos por centro, con nombres y apellidos, recogiendo así una petición histórica tanto de las distintas asociaciones de pacientes como de forma particular, que querían conocer qué Clínicas tienen las mejores tasas de embarazo en las distintas técnicas para así, ser el factor definitivo a la hora de escoger clínica de forma totalmente objetiva y transparente (https://www.registrosef.com/index.aspx?ReturnUrl=%2f#Publico12)  Lo que en un principio debía ser la solución esperada y definitiva se  ha encontrado con diversos obstáculos que más que ayudar, confundirán al paciente.

Evidentemente, las clínicas de fertilidad conocen perfectamente que ésta puede ser una herramienta que utilicen las pacientes para decidir dónde se van a realizar el tratamiento, por lo que nada ni nadie puede impedirles que las estadísticas de cada centro puedan ser “reestructuradas y/o maquilladas”” en el mejor de los casos para aumentar a través de ingeniería estadística sus tasas de embarazo; en el peor de los caos pueden ser directamente falseadas. De esta forma, las Clínicas podrían verse tentadas a usar este registro como una mera herramienta de márketing; no olvidemos que las clínicas de fertilidad son empresas privadas con el principal objetivo de atraer pacientes y ganar dinero, lo cual no está reñido con la profesionalidad de los mismos.

Ante estos temores, la SEF asegura que todos los centros que participan en este registro, recordemos, de forma totalmente voluntaria, están auditados externamente; pero encontramos algunos problemas:

1.      En la práctica se auditan menos del 5% de los centros participantes.

2.      En el caso de que esta auditoría detectara que sus tasas de embarazo fueran menores a las reportadas, esto no se haría público en ningún caso ni se sancionaría, sino que se simplemente se informaría internamente a los responsables de la clínica de que han cometido un “error” estadístico.

3.      Al ser una participación voluntaria, nunca tendremos la información de todos los centros españoles aunque como se suele decir vulgarmente, “si no quieren estar por algo será”.

4.      Los datos publicados hasta el momento, en muchos casos, presentan unas horquillas estadísticas tan amplias que no pueden dar una idea real de las tasas de algunos centros.

Las herramientas actuales para poder elegir un Centro de Reproducción Asistida NO son todo lo fiables que desearíamos

      

  •       Fuentes oficiales.- Por último, y como suelen advertir las autoridades sanitarias, deberíamos comprobar si una Clínica tiene los permisos y autorizaciones pertinentes antes de tomar una decisión para evitarnos sorpresas desagradables una vez comenzados los tratamientos; porque sí, existen Clínicas de Reproducción Asistidas que no cuentan con todas las licencias necesarias para realizar todas las técnicas que llevan a cabo.

No obstante, en la práctica, esto es realmente complicado por los siguientes motivos:

1.      La Comisión Nacional de Reproducción Humana Asistida (CNRHA), órgano meramente consultivo dependiente del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, publica los Centros autorizados en España (http://www.cnrha.msssi.gob.es/registros/centros/home.htm) ; pero su última actualización data de 2012, con lo que es imposible comprobar aquellas clínicas que abrieron sus puertas después de esta fecha.

2.      La CNRHA simplemente recopila y publica los datos facilitados por las diferentes Comunidades Autónomas, que son quienes tienen la competencia para regular y emitir este tipo de licencias. Muchas de estas comunidades tienen estas bases de datos desactualizadas desde 2003.

3.      A pesar de que la Ley indica que estas bases de datos deben de estar actualizadas y accesibles a cualquier ciudadano, en la práctica, no solo no se encuentran actualizadas desde hace mucho tiempo, sino que existen comunidades que se niegan a hacer públicos estos datos.

4.      En el caso de los Centros presentes en este listado, la información de la licencia que poseen para las distintas técnicas es confusa e incompleta con lo que en la práctica es imposible confirmar si una Clínica tiene autorización para realizar todas las técnicas que nos ofrece.

5.      En la mayoría de los casos, no aparece el nombre real, sino el fiscal, del Centro con lo que se complica terriblemente la búsqueda.

 

Todas estas son las trabas que un paciente o pareja se encuentran a la hora de tomar una de las decisiones más importantes de su vida, la elección de una clínica de fertilidad y no existen herramientas que se lo faciliten. Porque, no nos engañemos, huyendo de un falso corporativismo hay que decir que aunque las técnicas de reproducción asistida son las que son y se llevan a cabo en la mayoría de centros, no todos trabajan igual, ni tienen los mismos resultados de éxito, ni todos cuentan con profesionales experimentados, ni el trato humano es igual, ni los medios técnicos tienen por qué ser los mismos. Además, estas diferencias de calidad entre unos centros y otros no están relacionadas con sus tablas de precios.

Después de todo lo dicho, ¿qué podemos hacer para escoger la clínica que mejor se adapte a nuestras necesidades?, aunque entiendo que no es fácil, en el próximo post daré algunos consejos y pautas a la hora de elegir el mejor sitio para conseguir el sueño de ser madres y padres.

Escribir comentario

Comentarios: 0